RISOPÉRATE, así se llama el nuevo proyecto de Pequeño Valiente, que nace con el objetivo de hacer más llevadero los procedimientos de cirujía menor a los niños de la unidad de Oncohematología del Hospital Materno- Infantil de Gran Canaria

"Risopérate" pretende ofrecer un acompañamiento por parte de payasos, a los menores enfermos de cáncer que vayan a recibir algún tipo de cirugía menor. Cuando un menor es diagnosticado de cáncer, pasa de un estilo de vida normalizado a uno totalmente diferente en el que a recibirá unos tratamientos muy agresivos para su cuerpo, incluyendo en algunos casos, la cirugía. La buena adaptación del niño a la hospitalización y el tratamiento depende de factores personales, familiares y hospitalarios. Es en este último factor, el hospitalario, sobre el que queremos intervenir, ayudando a minimizar la ansiedad y los efectos estresores del proceso en general, y de las intervenciones quirúrgicas en concreto; de manera que pueda influir también en los factores personales y familiares.

 

Después de conocer la experiencia que supone para los niños hospitalizados, el trabajar a través del humor y el juego con payasos y magos, creemos que extender esta estrategia a niños que vayan a recibir cirugía puede convertirse en una estrategia importante, para ayudarles a reducir los niveles de ansiedad de manera que no suponga para ellos ni sus familias una experiencia traumática. Estableciendo el acompañamiento sobre las bases de técnicas clásicas como la imaginación/distracción, relajación/respiración o autoinstrucciones, atendiendo a las necesidades individuales.